El levantamiento de empresas de movimientos de tierra en Tenerife es un trabajo que requiere especialización, sobre todo si se está trabajando con hormigón armado. Este tipo de estructuras de construcción se emplea en toda clase de obras que requieran una firmeza especial: edificios, túneles, puentes, presas…

La solidez del hormigón armado se logra al combinar la masa de mortero con una estructura resistente de acero. Esta forma de combinarse los materiales empezó a utilizarse a mediados del siglo xix. Desde entonces, en el campo de la construcción se han producido considerables avances que han desarrollado y perfeccionado esta técnica. Actualmente, las empresas de movimientos de tierra en Tenerife, o de hormigón armado, están presentes en una gran cantidad de edificios que se construyen en nuestra región.

La gran solidez que distingue a las construcciones basadas en esta mezcla de materiales se fundamenta en cómo se combinan y refuerzan mutuamente sus propiedades. Cuando se fragua el hormigón, éste hace presión sobre el armazón de acero, adhiriéndose con mucha fuerza a él. Así, se produce una fuerza mecánica sobre el armazón de acero, impidiendo que se deforme, a la vez que se refuerza la firmeza estructural de cada pieza de la obra. Tanto el acero como el hormigón se comportan de forma parecida ante las mismas condiciones ambientales. Esto minimiza las tensiones internas que se producen en el interior de la estructura ante condiciones extremas de frío o calor. Además, una de las propiedades que posee el recubrimiento de hormigón es la de proteger el acero de la corrosión.

No obstante, conviene que este tipo estructuras sean levantadas por un equipo de profesionales que conozcan a fondo las mejores técnicas de construcción. No lo dudes, contacta con Grupo Nino si deseas más información sobre nuestros trabajos especializados y productos.