En el caso de que necesites los servicios de una empresa de retirada de uralita en Tenerife, deberás tener en cuenta algunas medidas de seguridad básicas para la retirada de todos los escombros de este tipo de materiales.

La manipulación de estos escombros provenientes de la retirada de uralita en Tenerife debe realizarla un equipo de personas especialmente preparadas y formadas para ello.

Una gran cantidad de construcciones accesorias de las décadas de los 70 y 80, como los tejados de los cobertizos, cierres de terrazas, cisternas para agua o viejas tuberías, cuentan con elementos fabricados con fibrocemento a base de amianto.

Esto es porque la uralita popularizó este tipo de piezas prefabricadas, de fácil transporte y manejo en la construcción. Se trata de piezas fácilmente maleables que pesan muy poco, que son fáciles de cortar y que, a su vez, son muy versátiles.

Pero, actualmente, el fibrocemento con amianto está considerado un material altamente tóxico, contaminante y nocivo para la salud humana y animal, así como para la cadena trófica.

Es por ello que debes contar con expertos cualificados, con la formación específica y adecuada para su demolición y manipulación, y con las medidas de protección necesarias para el tratamiento de dichos residuos.

Es muy importante que el tratamiento de estos residuos respete la trazabilidad desde el punto de demolición hasta el centro de tratamiento especial y evitar que terminen en un vertedero.

Pero también es muy importante el momento de la demolición del fibrocemento, dado que mientras se conserva en su estado estable, apenas conlleva riesgos. Sin embargo, lo peligroso es inhalar las fibras de amianto, y eso sucede durante su demolición.

En Grupo Nino contamos con profesionales especializados en el tratamiento de residuos tras la demolición de elementos constructivos como la uralita. Llámanos para concertar una entrevista y te facilitaremos un estudio técnico y económico a medida y sin compromiso.