Además de expertos en transportes y derribos nos encargamos de trabajos de demoliciones y reciclados en Tenerife de locales o naves. Por eso queremos dedicar este nuevo post a los distintos procedimientos por los que se puede optar y sobre todo a diferenciar estos trabajos de los de demolición. 

Antes de nada, tenemos que tener claro que una demolición es el proceso de deshacer una obra hasta conseguir su total desaparición. En cambio, cuando se trata de un derribo se intenta recuperar la totalidad o parte de los materiales. Sea como sea, en Grupo Nino te recordamos que hay que actuar de forma ordenada y cuidadosa. En las demoliciones, el procedimiento está basado en los medios mecanizados más que en los manuales. Estos últimos son más propios de derribos y rehabilitaciones. Antes de una demolición hay que estudiar varias cosas. Por ejemplo, los planos de los edificios a demoler, los servicios existentes o la naturaleza de los materiales a demoler. Con esta información en la mano se hará el proyecto de demolición. Este ha de incluir la memoria en la que conste el método que se va a usar, el pliego de condiciones, la documentación gráfica, las mediciones y el presupuesto. 

También hay que comprobar el estado de las edificaciones de las inmediaciones. En caso de existir árboles o plantas se tendrá en cuenta su reimplantación o conservación. Los métodos de demoliciones y reciclados en Tenerife son varios. Puede ser manual, mecánica controlada, con una retroexcavadora, un martillo picador, un brazo demoledor, una voladura controlada, etc. Por supuesto, como empresa de excavaciones, hay que usar los equipos de protección individual y colectiva necesarios. 

Como profesionales prestamos un servicio de calidad a nuestros clientes, con quienes tenemos un fuerte compromiso. Nos ocupamos de proyectos de demolición de edificios, movimientos de tierra, excavaciones y desmontes, asfaltados y construcción de obra pública y civil.