En nuestra amplia trayectoria realizando todo tipo de trabajos de retirada de amianto en Tenerife, hemos tenido la oportunidad de ofrecer a todos nuestros clientes los mejores servicios y, sobre todo, los más seguros para su salud. Es por eso que nos gustaría hablaros en este post de cuáles son los principales riesgos de la presencia prolongada a este componente.

El amianto (o también conocido como asbesto) es un componente que procede del fibrocemento, un material comúnmente utilizado en la construcción durante muchísimos años. En nuestro país fue puesto en venta por una empresa que se llamaba Uralita, de ahí que también sea conocido por ese sobrenombre.

Gracias a nuestra experiencia en la retirada de amianto en Tenerife, hemos comprobado que este material está compuesto por fibras microscópicas que pueden suspenderse en el aire, representando un riesgo respiratorio para las personas. Es preciso señalar que estar en contacto con este componente no es peligroso. Lo dañino es que la situación se prolongue en el tiempo y que se respiren estas partículas suspendidas en el aire.

Dentro de las enfermedades que pueden provocar en nuestro aparato respiratorio, destaca por encima de todas al cáncer de pulmón, al ser, seguramente, la más mortal de las afecciones provocadas por el amianto.

La asbestosis es otra de las enfermedades provocadas por este material y está asociada al contacto directo y prolongado con él. Se trata, básicamente, de una fibrosis pulmonar debida a su inhalación.

En Grupo Nino somos especialistas en todo tipo de trabajos de retirada de amianto. Nuestro personal, con experiencia y cualificación, te atenderá de la forma más profesional, asesorándote eficazmente en todo lo que necesites.